Home | Capacitaciones

“Las 50 sombras de Grey” – Dra. Olga Marega

“Las 50 sombras de Grey” por la Dra. Olga Marega – 22 de febrero 2015
Tomemos su contenido como un disparador para hablar y aprender sobre algunas facetas de la sexualidad.
A propósito del estreno de la película “Las 50 sombras de Grey” (Fifty shades og Grey) me siento motivada para compartir mi lectura sobre algunos aspectos de la misma.
El primer aspecto que me gustaría comentar es una confirmación: los temas de connotación sexual son un poderoso atractivo para el público en general, y cuando además despiertan curiosidad y están en el borderline de lo prohibido, mucho más. Según la wikipedia al día 19 de Febrero el film recaudaba 410 millones de dólares en todo el mundo.
http://en.wikipedia.org/wiki/Fifty_Shades_of_Grey_%28film%29#Box_office y también fue el e-book mas vendido al mismo tiempo en todo el mundo por Amazon www.amazon.com
Otro aspecto interesante para comentar es que a pesar de ser un film que muestra una calidad muy mediocre de representación a través los actores, es muy sexista y estereotipada, pone en escena algunos aspectos de la realidad de las parafilias o perversiones. Condición sexual que se caracteriza por presentar excitación sexual ante situaciones, actos y elementos inusuales para la mayoría de las personas. En este caso el sadomasoquismo, o como se lo llama también en la actualidad dominación-sumisión, donde la pareja solo es un instrumento para poder cumplir la conducta que lo excita, en este caso para Grey, la dominación, la provocación de dolor físico -emocional, y el control. Este tipo de comportamiento sexual en general tiene distintos grados o matices. En un nivel extremo la persona que ejerce un rol dominante (varón o mujer) necesita provocar dolor físico o emocional extremo para sentir placer, es la única condición que lo excita. Necesita azotar, encadenar, realizar ataduras que privan totalmente de controlar el cuerpo de la persona dominada, dañar el cuerpo físico en situaciones extremas. La pareja ideal para esta persona es la que está en el lado opuesto del espectro del control y la dominación; es decir, una persona que necesite se controlada y castigada para poder excitarse. Existen clubes en distintos lugares del mundo que se encargan de concentra a esta población tan peculiar, y existe entre ellos rituales y símbolos que indican quien ejerce el rol de amo o dominante, y quien el rol de sumiso.
En un nivel light o ligero, la persona no necesita conductas tan extremas para dañar física o emocionalmente a su pareja, para excitarse y sentir placer; pero siempre para gozar necesita estar encasillada en su rol. El amor romántico no es lo usual que une a la pareja.
Cuesta mucho aceptar que una persona se excite solo por provocar daño en otra. Verdad? En nuestro imaginario de amor romántico, la excitación es producto de la atracción erótica, del amor, del cuidado, del respeto, en sus distintas variantes, pero no del dolor. Pero la realidad de todos los días nos muestra un sin fin de casos de violencia de género, en donde se esconde esta realidad por parte de algunos varones que la ejercen. Su móvil para la propia excitación, es ejercer el control y la dominación.
Es muy importante poder diferenciar en la necesidad de ejercer la dominación y/sumisión como “única condición para excitarse y sentir placer”, o solo como un “instrumento de juego en la pareja”, para innovar, para explorar fantasías, y facilitar la comunicación en la intimidad. En el primer caso lo llamaríamos parafilia, y en el segundo caso fantasía.
En este sentido, algunos aspectos del nivel light se pueden usar para el juego erótico, y las fantasías que provocan suelen ser muy poderosas para ilustrar el repertorio sensual y sexual de los integrantes de una pareja sexual. Por ejemplo: usar un pañuelo en los ojos para fortalecer la atención de los estímulos en los otros sentidos. Al anular un sentido (vista) podemos focalizar en los otros (tacto, gusto, olfato). O dejarse atar las manos con la posibilidad de que la persona se pueda desatar cuando lo desea, o colocar esposas de raso, o pañuelos de seda pueden ser muy provocadores de excitación para ambos. La lencería erótica puede acompañar el imaginario de este nuevo condimento lúdico para la pareja. Y aquí está la diferencia, en la introducción de un “elemento de juego consensuado por ambos miembros de la pareja para el mutuo placer”.
Y con respecto a esto también hay que ser muy cauteloso, porque se han registrado algunos accidentes por utilizar elementos de cuerdas, esposas y anillos en los genitales, sin saber cómo hacerlo de manera segura. Los bomberos de Londres citaron una línea en su twittter FIFTY SHADES OF RED (Las 50 gamas de rojo) debido a la gran cantidad de urgencias que han recibido después de la lectura de los libros de E L James https://twitter.com/hashtag/FiftyShadesofRed?src=hash / https://twitter.com/hashtag/FiftyShadesofRed?src=hash /
Muchas miradas se pueden encontrar en el análisis de esta trilogía (tres libros) desde el punto de vista estético, desde el contenido, desde su repercusión social, etc. y encontraríamos un sin fin de opiniones, tan amplio como la diversidad misma.
Creo que las personas adultas que vean la película o lean el libro, no deberían perder la oportunidad de hablar sobre sexualidad con sus parejas, habito que muchas veces no se practica por pudor, temor, o prejuicio; y fundamentalmente mirar su propia sexualidad, su propio rol erótico, su nivel de satisfacción con lo que hace y no hace, con lo que dice y no dice, con lo que siente y piensa sobre un aspecto tan importante de la vida para la mayoría de las personas que para muchos autores, al igual que el testimonio de tantos varones y mujeres que me toca asistir en terapia, está ligado a su calidad de vida y felicidad.

Dra. Olga Marega.
MP92193

Médica especialista consultora en Obstetricia-Ginecología.
Especialista en Sexología clínica. Máster en Sexualidad Humana.
Miembro de ISSM (International Society for Sexual Medicine)
Miembro de SLAMS (Sociedad Latinoamericana de Medicina Sexual)
www.sexualidadyeducación.com
olga@sexualidadyeducación.com
olgamarega@gmail.com
Consultorio: Maipú 370 (7000) Tandil Argentina.
Tel: consultorio:(0249)4448444
Tel Fax: particular:(0249) 4448669_ Cel: 154. 465068_Inter.+54.9.2494.465068

2017-11-30T15:59:04+00:00