Home | Capacitaciones

Atención ginecológica de la mujer lesbiana – Dra. Olga Marega

Las mujeres que mantienen relaciones sexuales con mujeres, llamadas en el lenguaje popular lesbianas, también necesitan realizar controles ginecológicos de rutina porque están expuestas a los mismos riesgos de tener ITS (Infecciones de Transmisión Sexual) que las mujeres heterosexuales.
Antes de entrar en el tema vamos a realizar una breve y ligera introducción sobre los controles de la mujer en general.
Toda mujer sexualmente activa debe hacer un control ginecológico anual.
En el mismo se realizara un examen de mamas y se le enseñara a la paciente a realizar el autoexamen de mamas de frecuencia mensual; se hará un papanicolau y colposcopia para estudiar citológica y visualmente el cuello de su útero. El examen ginecológico a través del tacto también se debe realizar para examinar el resto del aparato genital interno (cuerpo de útero, trompas y ovarios), al igual que una vulvoscopía para detectar lesiones vulgares, especialmente las que no se ven a simple vista como las lesiones subclínicas por HPV. También se controla el peso, la tensión arterial, y se solicitan análisis de laboratorio de rutina con el agregado de los que correspondan a sus factores de riesgo de enfermedades generales (cardiopatías, dislipemias, diabetes, hipotiroidismo, etc)
En algunos casos está indicado solicitar algunos estudios complementarios ginecológicos de acuerdo a la edad, sus factores de riesgo, y las dolencias que pueda presentar la mujer en la consulta. Ellos pueden ser: cultivo de exudado vaginal, cultivo de gérmenes ocultos, ecografía vaginal, ecografía transvaginal, mamografía bilateral, ecografía mamaria, estudio histológico de lesiones genitales (biopsias), etc. No nos referiremos a sus respectivas indicaciones, solo mencionamos la posibilidad de ampliar la consulta de acuerdo a la necesidad individual de cada mujer.

¿Para qué una mujer debe hacer controles de rutina cuando está sana?
Algunas razones de importancia:

  • Para controlar su salud general.
  • Para controlar sus factores de riesgo y prevenir enfermedades.
  • Para controlar su salud ginecológica.
  • Para detectar enfermedades en su fase silenciosa o sub-clínica.

Muchas veces la consulta al especialista en ginecología es la única visita que hace una mujer para controlar su salud general; por eso no se debe perder esta oportunidad para hacer prevención y control de su estado clínico general o de hacer una derivación oportuna cuando lo necesite.
– Conocer los factores de riesgo también es muy importante. Ejemplo: una mujer que tiene antecedentes de cáncer de mama, va a tener más posibilidades de tener esta enfermedad que otra que no lo tiene. Una mujer nulípara (no tuvo hijos) va a tener más predisposición a tener un cáncer de mama que otra que ha tenido hijos, debido a la falta de acción protectora que ejerce en la mama la hormona progesterona que se produce durante el embarazo. Según este conocimiento, se podría decir que el embarazo y la lactancia tienen acción protectora para el cáncer de mama.
– Hay algunas infecciones que se transmiten sexualmente vinculadas con la génesis del cáncer. Una de ellas es la infección por el virus papiloma humano (HPV). Las relaciones sexuales entre varones y mujeres, o entre mujeres son un modo de transmisión del virus HPV y pueden ser responsables de cáncer de cuello merino, cáncer de pene, cáncer de laringe.
– Hacer controles de rutina permite detectar lesiones en su fase silenciosa, es decir subclínica, cuando todavía no dan síntomas. Por ejemplo, una mamografía puede detectar un cáncer de mama en sus etapas iniciales y su tratamiento puede curar a la paciente. Un PAP puede diagnosticar una lesión precancerosa en el cuello del útero o un cáncer in situ, y su tratamiento en este estadio puede curar a la paciente.

Considerando que el cáncer de mama es el más frecuente de la mujer, es fundamental concientizar sobre su detección precoz. Una mamografía puede detectar micro calcificaciones en un cáncer de mama antes que se pueda palpar el nódulo (fase clínica), y en este estadio de la enfermedad el tratamiento nos puede llevar a curar la enfermedad con una.
Las recomendaciones internacionales indican hacer una mamografía con proyección axilar y ecografía complementaria desde los 35 años cuando hay factores de riesgo de cáncer familiar, o desde los 40 años cuando no hay factores de riesgo.
Un Pap y colposcopía nos puede detectar una lesión del cuello del útero por HPV (SIL de alto grado), y su tratamiento local precoz nos permitirá curar la lesión inicial con una mínima agresión al cuello evitando el daño consecuente que producen las terapias en estados avanzados del cáncer (radioterapia de cuello, cotización, histerotomía).
Riesgos de padecer enfermedad genito mamaria de una mujer que tiene relaciones sexuales con otra mujer.
Las mujeres que tienen relaciones sexuales con otras mujeres tienen los mismos riesgos de padecer una enfermedad general o sexual que cualquier otra mujer.
Las relaciones sexuales pueden ser con contacto directo de genitales a través de fricción de vulvas, y/o con penetración de dedos o juguetes sexuales (dildos, maxy toys). Esta realidad les posibilita el contagio de cualquier Infección de transmisión sexual (ITS) que pudo haber sido transmitida previamente desde relaciones con otras mujeres u varones. Muchas veces mujeres que han tenido relaciones con varones, o que son bisexuales tienen historia de ITS.

Las mujeres que no han tenido hijos (la gran mayoría de las mujeres que tienen relaciones con mujeres) tienen más riesgo de padecer cáncer de mama porque no tienen el efecto protector de la progesterona durante el embarazo, y de la lactancia.
Y no podemos dejar de tratar un tema muy importante de diaria repetición en el consultorio de ginecología y también de otras especialidades.
Cuando nos llega una mujer al consultorio por cualquier motivo y realizamos el interrogatorio, la mayoría de las veces asumimos que es de orientación heterosexual y le preguntamos directamente “que método anticonceptivo usa, o como se cuida para evitar embarazos”, sin tener en cuenta que podemos estar frente a una mujer de orientación homosexual.
En el mejor de los casos, nos puede contestar:… “no uso método anticonceptivo porque tengo relaciones con mujeres y no los necesito”, pero otras mujeres más inseguras de revelarnos su condición pueden negar el conocimiento de su realidad para evitar la homofobia por parte del profesional, que lamentablemente es bastante frecuente.
Cuando una mujer nos llega a la consulta debemos ser muy cuidadosos al preguntar sobre los distintos tópicos relacionados con su condición sexual. (Métodos anticonceptivos, hijos, dolores con las relaciones sexuales, etc).

Hay muchas mujeres que no tienen relaciones sexuales, aun estando casadas, o por ser viudas, o por no tener pareja.

Muchas veces desde el inicio de la consulta queda claro que la mujer tiene relaciones con varones porque hace algún comentario o por el motivo de consulta. Si viene a buscar un método anticonceptivo, o si consulta por dispareunia y habla de su marido, etc. Pero otras veces no queda manifestada el tipo de relación sexual que tiene, y entonces debemos preguntar con el mayor cuidado y respeto de que tipo son.
Hay algunas mujeres que dicen… “como me pregunta esto, doctora? Por supuesto que tengo relaciones con varones”. Y este es el momento de hacer educación de la sexualidad en la consulta, explicando que no todas las mujeres tienen relaciones sexuales con varones.
Es muy doloroso para una mujer sentir que su profesional de confianza muestra comportamientos homo fóbicos. El no considerar la posibilidad de que una mujer pueda tener relaciones con otras, es una manera de manifestar homofobia.

Algunas mujeres lesbianas refieren sentirse discriminadas en la consulta ginecólogica:
– cuando el médico ginecólogo no tiene un espéculo virginal,
– o cuando pregunta asumiendo que es heterosexual ( ej. Que anticonceptivo usas?)
– o cuando “recitan el speech” de una consulta tradicional
– la falta de información de cómo atender a una mujer lesbiana también es homofobia.
– Cuando reciben la información que es lesbiana cambian su actitud, se manifiestan incómodos/as, “se puso colorada”, re pregunta con asombro. Sos lesbiana?
Todas son respuestas de mujeres lesbianas
A continuación cito algunas direcciones de correo que pueden ayudar a tener información confiable sobre el tema.
http://www.lifsperu.org/files/pdf/Pildoritas/214646992-Protocolo-de-atencion-ginecologica-uv.pdf
www.glma.org

2017-11-30T15:55:13+00:00