Home | Capacitaciones

Fantasías y Lectura Erótica – Dra. Olga Marega

Uno de los mitos más frecuentes de la sexualidad es creer que el deseo sexual debe aparecer ante cualquier situación personal o de pareja.
Si bien el afecto, el cariño, el amor pueden estar presentes como un componente sólido dentro de la relación, al erotismo hay que ayudarlo. Y más aún cuando las personas están transitando situaciones críticas desde lo biológico por cambios hormonales (embarazo, menopausia, andropausia) o por enfermedades, u otras razones relacionadas con lo social (familiares o laborales), o la pareja (aburrimiento, conflictos, etc).
Hoy en día existen una variedad enorme de recursos de estimulación sensorial que se pueden utilizar para favorecer y mantener el erotismo en la personas de distinto sexo y en la parejas de distinta edad. La vista, el tacto, el olfato, oído, y el gusto, pueden ser placenteramente estimulados en la comunicación intima sensual y sexual de la pareja, y también por personas que están solas mediante la auto estimulación.
Algunos son: lencería erótica, juguetes sexuales, juegos, cosmética sensorial, y la lectura erótica.
La lectura erótica facilita el descubrimiento de fantasías para que la persona pueda incentivar y expandir su repertorio erótico en los encuentros sexuales. Las fantasías también ayudan a alejar los pensamientos distractores que pueden hacer fracasar la performance sexual del varón y la mujer. Si bien la necesidad de expresión erótica es una condición natural de todas las personas, es importante reconocer las diferencias individuales y de sexo, algunas determinadas por razones biológicas (hormonas) y otras por razones culturales (costumbres, modelos, etc). Varones y mujeres significan algunos aspectos de la sexualidad de diferente manera. Para el varón la estimulación visual es más importante, por esa razón las revistas con imágenes eróticas (Play boy, etc) son un fuerte detonante de su excitación sexual. En cambio, la mayoría de las mujeres necesitan de la lectura erótica un entorno más romántico y sensual para incentivar su deseo, no tan sexualmente explícito. Sin embargo también se excita al leer la descripción de contenido hot, pero debe estar dentro de una historia que le permita sumergirse como protagonista.
Y al decir que la literatura erótica ayuda a descubrir y desear experimentar fantasías sexuales, también incluyo a las fantasías inusuales que juegan en el límite con lo prohibido.
Últimamente se ha producido un fenómeno muy curioso entre las mujeres a través de la lectura de una serie de libros que tratan sobre el erotismo y las prácticas sadomasoquistas inmersas en una relación romántica. La facilidad de leerlo incluso en medios virtuales y la curiosidad ha llevado a que muchas mujeres puedan permitir expresarse eróticamente con más libertad explorando algunas fantasías de sadomasoquismo ligh (esposas, látigos, bandas, etc), que pueden ser utilizadas dentro de un marco de seguridad como variante erótica. También es importante destacar que algunas personas pueden tener necesidades individuales de exclusividad para prácticas sexuales que pueden ser muy peligrosas para sí mismas o su pareja.

2017-11-30T15:58:10+00:00