Home | Capacitaciones

Juegos y Juguetes sexuales – Dra. Olga Marega

La sexualidad, es una función humana que le permite a varones y a mujeres comunicarse con una amplia gama de significados. Algunos de ellos son: fortalecer el vínculo afectivo, mantener la intimidad de la relación, dar y recibir placer.
La pareja humana (de igual o diferente sexo) va transitando diferentes estadios en una relación. Primero esta la fase de atracción, luego la de enamoramiento, y después la del apego. Cada una de ellas tiene sus naturales características propias, además de las que dependen de cada relación, pero hay un principio general que casi siempre se cumple: a medida que va transitando el tiempo el deseo sexual se va apagando, diluyendo, especialmente en las mujeres. La pareja en algún aspecto se va deserotizando, aunque el vínculo afectivo este intacto.
Para mantener el deseo sexual presente, la pareja debería conservar la seducción, la innovación, y la sorpresa; además del amor, el buen trato, el cuidado, la confianza y el respeto mutuo.
La utilización de juegos, videos, películas, lencería erótica, cosmética sensorial, accesorios o juguetes sexuales, música, velas, y esencias aromáticas o con feromonas artificiales, son algunos recursos que pueden utilizar para que “le den lugar a la aparición del deseo”.
También existe una amplia gama de accesorios químicos para el placer sensual y sexual: lubricantes saborizados, lociones y aceites aromáticos y saborizados, o geles y cremas que facilitan el orgasmo.
Los juegos fomentan la desinhibición, la creatividad, la improvisación. También ayudan a crear un escenario sensual y sexual más divertido, placentero y audaz.
En el arte de la seducción y el erotismo representar otros roles o escenificar otras situaciones de encuentro ayuda a descubrir y exteriorizar fantasías sexuales con más permisos y flexibilidad. La persona que las representa se siente más cómoda y con más libertad porque no es ella o el quien “hace algo diferente o dice algo mas osado”, sino su personaje. Mediante su escenificación debe preparar un encuentro erótico con su pareja, adaptando toda su performance al rol consignado creando un escenario con todos los elementos y actitudes que se adapten al personaje.
Las personas desde la preparación del juego comienzan a disfrutar el futuro encuentro con tu pareja de una manera muy especial. Pensar en los adornos, la vestimenta, los diálogos, el lugar de representación resulta muy excitante y divertido para ambos.
Los juguetes o accesorios sexuales (sex-toys) son elementos especialmente diseñados para que varones y mujeres puedan utilizar durante una actividad sexual solitaria o en pareja de igual o distinto sexo.
El objetivo general es hacer el encuentro sexual más excitante y placentero por intensificación de los estímulos que provocan, facilitando fundamentalmente la obtención del orgasmo. Cada juguete tiene un objetivo específico que se adaptara a las necesidades del varón, la mujer, o la pareja.
La estimulación que producen en la persona que los usa es muy fuerte, porque por lo general actúan a dos niveles: uno mental y otro físico, que puede ser a nivel extragenital y/o genital.
La utilización de un juguete sexual provoca un estímulo psicológico desde su significado, por tener éste una connotación lúdica y divertida. Los juguetes son para jugar, y el juego es para pasarla bien y disfrutar. Bajo esa premisa: el disfrute y el bienestar, entran a la mente desde un lugar simbólico muy positivo.
En el nivel físico general favorecen la erotización de todas las zonas que gozan de su estímulo, especialmente cuando se complementa con otros elementos de cosmética sensorial dirigidos para tal fin. Ejemplo: un mini toy vibrador para acariciar la piel del cuerpo con aceite o crema para masajes.
En el nivel genital, la mayoría de ellos actúan potenciando la recepción de los estímulos de manera que una sensación placentera se pueda lograr con un menor tiempo de contacto, y con una intensidad mayor. Su uso permite en muchas personas obtener experiencias extremadamente placenteras, imposibles de conseguir con la estimulación tradicional manual o genital.
Es muy importante recordar que para obtener placer sexual no solo es necesario recibir un estímulo sensorial en los genitales o en la piel del cuerpo, sino también tener la mente con la receptividad necesaria para recibir ese estímulo. Esto ocurre porque la sexualidad se va formando en cada uno de nosotros y nosotras por los mensajes y creencias que hemos recibido de nuestro medio cultural cercano. Si aprendimos a significar algo de connotación sexual como prohibido o malo, su uso no causara placer, sino malestar, incomodidad y rechazo. Si en cambio nuestra mente ofrece un significado positivo de aceptación, el resultado será diferente.
Algunas personas tienen en sus mentes mensajes negativos y censurantes sobre la sexualidad que los lleva a asociar los juguetes con un ejercicio sexual artificial, sucio y prohibido. Otras no tienen esa concepción tan negativa del juguete sexual, pero no los consideran necesarios para usar ni para el placer individual, ni en la relación con su pareja.
También hay muchas personas que han utilizado algún tipo de accesorio o juego sexual motivados por la curiosidad o por indicación profesional en el contexto de una terapia y los han aceptado favorablemente. El sentido general es incorporar a la vida íntima de la pareja un innovador recurso para mantener y recrear el placer erótico sensual y sexual.

E- Boob: texto y audio para ejercicios sexuales. Decime que te gusta.
Dra. Marega Olga SYE 2012.
Juego de roles: los personajes. Decime que te gusta.
Dra. Marega Olga. SYE 2012.

2017-11-30T22:17:09+00:00