Home | Capacitaciones

Seducción y deseo: “La espontaneidad no siempre es posible” – Dra. Olga Marega – Agosto 2014

Uno de los mitos más frecuentes de la sexualidad es que el deseo debe aparecer ante cualquier situación personal o de la pareja.
Al erotismo hay que ayudarlo y mucho más cuando las personas o las parejas están inmersas en situaciones biológicas, psicológicas o sociales desfavorables. Se podrían citar una variedad de ejemplos para los dos sexos: la disminución de las hormonas sexuales y sus consecuencias corporales y conductuales, algunos medicamentos, algunas enfermedades físicas o mentales, desfavorables o insatisfactorias relaciones de pareja, familiares o laborales, etc.
Existe una variedad enorme de recursos que se pueden utilizar, para favorecer y mantener el erotismo. En un nivel inmediato van a facilitar el placer mediante la exacerbación de los estímulos sensoriales en ambos sexos, y en un nivel mediato van a dejar la huella en el cerebro del recuerdo de una experiencia placentera, que sin lugar a dudas valdrá la pena repetir.
Existen una infinidad de recursos que se pueden utilizar para incrementar el erotismo en la pareja. Algunos crearan un efecto de halago que es muy poderoso a nivel mental para incentivar la pasión, y otros un efecto de excitación corporal y genital, indispensable para el placer.

Algunos consejos para practicar con la pareja:

  • Es muy positivo escuchar que uno es amado y deseado.
  • Es muy excitante escuchar que uno es un buen amante.
  •  Es muy erótico compartir historias sexuales o fantasías.
  • Es muy sensual usar lencería erótica para ambos.
  • Es muy excitante cambiar los escenarios del amor, utilizar juegos y lectura erótica.
  • Es muy sugestivo practicar cambios de posición y de lugares para hacer el amor.

Recordemos que una pareja está construida por afecto y pasión. Ambas condiciones necesitan ingredientes diferentes para seguir presentes entre los miembros de la pareja. Para seguir queriendo es necesario sentirse querida/o, respetada/o, cuidada/o, y algunas cosas más propias de cada persona. Pero para seguir deseando, además de lo anterior, necesitamos innovación, fantasía y juego.

2017-11-30T15:54:52+00:00