Home | Capacitaciones

Sexo en el embarazo – Nota Revista Cosmopolitan
Entrevista a la Dra. Olga Marega – Abril 2014

-Aunque esté claro que el sexo en el embarazo no daña al bebé muchos hombres temen que suceda,
¿por qué sucede esto? ¿Cómo ayudarlo a que se relaje?

Si bien el embarazo es un proceso normal para el cual el cuerpo de la mujer está biológicamente preparado, durante los meses de gestación y también durante el puerperio se producen múltiples cambios físicos, psicológicos, y sociales que pueden afectar a la mujer y a su pareja; especialmente el aspecto erótico sexual de la relación.
Algunas mujeres no se sientes dispuestas para tener relaciones sexuales en algún momento del embarazo, pero a veces ocurre que si lo están y son ellos quienes no desean tener encuentros sexuales.
Esto generalmente sucede por distintas razones. La más importante tiene que ver con el temor a dañar a la mujer o al feto. Otras veces se inhiben ante los movimientos del bebe. Otras veces por sentir confusión y desconcierto ante la vivencia de una “madre sexual”.
Nuestra cultura generalmente no tiene incorporada la imagen de una “madre” o “mujer embarazada” vinculada a escenarios y vivencias “eróticas”. Las publicidades de productos relacionados con el erotismo no suelen utilizar el modelo de una mujer embarazada. Por lo contrario, casi siempre utilizan el modelo de una mujer joven, sana, delgada y hermosa. De esta manera, la cultura transmite un mensaje sobre las “condiciones para desear y para ser deseable”; y quienes no responden a ese modelo, pareciera que no podrían expresarse saludable y felizmente con su sexualidad.
Y estos significados inconscientemente están en las mentes de mujeres y varones, y son las razones también por las que algunas mujeres embarazadas no se sienten atractivas para seducir a sus parejas.
Una manera para ayudar a despejar las mentes de falsos prejuicios y temores es brindar información profesional a la pareja. Explicar cuáles son los cambios que va a tener que afrontar la mujer, explicar cómo esos cambios pueden afectar su estado físico, su estado de ánimo, su deseo sexual, y su orgasmo.
Es importante educar a la pareja sobre la seducción y el placer sensorial y genital durante este período de la vida. Explicar sobre las posiciones sexuales más confortables y menos riesgosas para cada trimestre. Y para las parejas que por razones médicas (rotura de membranas ovulares, placenta previa, amenaza de parto de pre termino, etc) no pueden tener encuentros coitales, explicar que el placer sexual también es posible en ausencia de relaciones coitales. Dar información y permisos.
En muchos casos, la falta de información y consecuente preparación para enfrentar las naturales modificaciones del estado gestacional, suele dañar la se pareja, una de las áreas más delicadas y vulnerables.

-A veces sucede que, ante los cambios en el cuerpo de la mujer, el hombre la encuentra más sexy.
¿Esto es normal? ¿Por qué pasa?

Esto sucede con algunos varones, que encuentran muy sexy el cuerpo de la mujer embarazada. Es absolutamente normal y muy positivo para ambos, especialmente para ella, al no sentirse rechazada sexualmente por su pareja. Esto ocurre porque la diversidad es posible, todos somos diferentes en nuestra forma de sentir, de expresar y de significar las cuestiones que de alguna manera tienen connotación sexual. Algunos por algunas razones de su historia sexual y de vida “aprendieron a significar” el embarazo con el rechazo o temor sexual, y otros con el deseo. Es simplemente la diversidad.

-¿Por qué el sexo en el embarazo puede ser mejor?
¿Es frecuente que el hombre tenga un preconcepto distinto de lo que será la sexualidad en este período y entonces, cuando es buena, se sorprende?

Los cambios hormonales y físicos que sufre la mujer en su cuerpo durante el segundo trimestre de embarazo la predisponen a tener mejores orgasmos y en consecuencia mostrarse mas predispuesta para tener relaciones sexuales. Esto tiene que ver con el estado de vaso congestión pelviana que ocurre durante este período. Y es cierto que algunos varones se sorprenden cuando esto ocurre. Hay mujeres que tienen su primer orgasmo durante este tiempo.

-Por los cambios hormonales, es normal que hayan períodos en que la mujer esté con bajo deseo sexual y otros en los que está altísimo.
¿Cómo vive el hombre estos cambios bruscos?

Yo diría que los cambios hormonales y también físicos. En el primer trimestre suele haber somnolencia, mucho temor por la salud del bebe porque todavía no se puede sentir sus movimientos, también nauseas, vómitos. Todo esto lleva a la mujer a no mostrarse muy predispuesta para tener relaciones sexuales. Y al final del embarazo ocurre lo mismo, el aumento del volumen abdominal, el calostro, el sobrepeso y las várices o edemas en las piernas en algunas mujeres las tornan menos predispuestas no solo por la incomodidad física sino porque se sienten menos deseables, menos eróticas. La mayoría de ellas sienten que sus parejas no las consideran eróticas y deseables. Es muy triste cuando una mujer tiene este sentimiento parcializado de ser mujer; es decir, valorada solo por su“rol reproductivo” y totalmente rechazada por su “rol de mujer erótica y sensual”.

-¿Qué cosas que tienen que ver con la inminente paternidad se ponen en juego en la sexualidad?

Esta demostrado que el cambio de rol afecta a la mayoría de las parejas en su aspecto sexual: ser madre, ser padre.
El bebe, tan deseado, tan amado, se convierte en el protagonista principal de la historia de la pareja. Y siendo tan vulnerable y demandante de los cuidados de la madre (especialmente si la lactancia esta presente), va tomando poco a poco, casi todo el tiempo, la atención y la intimidad de la pareja.
Es importante darse cuenta que la pareja debe recuperar la intimidad. Cada historia es diferente y deberán adecuarse a sus propias necesidades, pero esta demostrado que las parejas que duermen con el bebé afuera de su habitación recuperan más temprana y satisfactoriamente su vida sexual.
Es importante también que la mujer pueda reconectarse con su rol: mujer erótica, poniendo en el lugar que corresponde a su nuevo rol: mujer-madre.
Es muy importante que la pareja aprenda a comunicarse saludablemente ante las nuevas vivencias y necesidades, los nuevos roles y sus consecuencias. A veces la desinformación e incomunicación causa disfunciones sexuales que se tornan permanentes cuando no se hablan, cuando no se busca ayuda.
Una consulta profesional temprana puede ayudar a ordenar los tiempos y funciones de cada miembro de la pareja, a enseñar a priorizar, a poner límites, y fundamentalmente a brindar recursos para mantener integra la intimidad en el nuevo contexto familiar.

2017-11-30T16:01:33+00:00