Home | Capacitaciones

Terapia Sexual breve – Dra. Olga Marega – Nota Diario “El Eco de Tandil”
Periodista: Ana Perez Porcio

Ana- ¿Qué es una terapia sexual?

Olga- Antes de responderte me gustaría hacer una breve introducción sobre el tema. Está demostrado, a través de trabajos científicos y de las experiencias clínicas del consultorio, que la función sexual es fuente de bienestar y calidad de vida para la mayoría de las personas de ambos sexos en todas las edades y en las distintas culturas. La sexualidad, a demás de permitirles a las personas trascender en la vida a través de su función reproductiva, también ayuda a fortalecer la intimidad de la pareja a través del erotismo y el placer.
También está demostrado que para algunas personas la sexualidad es fuente de insatisfacción y mucho sufrimiento. Y es aquí donde los profesionales especialistas en el área deberíamos intervenir para ayudar a quienes sufren indicando una terapia sexual. Digamos entonces que es una forma especial de terapia que se indica para solucionar problemas sexuales.

¿Cuáles son las estrategias del tratamiento?

¿La problemática está relacionada siempre con problemas de salud
o puede haber un componente psicológico?

Las estrategias del tratamiento “se diseñan a medida”; es decir, según la problemática que trae la persona (varón o mujer) o la pareja que consulta. Lo primero que hay que definir es si “la pareja que consulta por un problema sexual” necesita solo una terapia sexual, o debe realizar antes o en paralelo una terapia de pareja. Porque a veces alguien debuta con una dificultad sexual, y esto es solo el emergente de un conflicto en la relación; otras veces la persona puede tener una relación de pareja saludable y afectuosa que solo esta deserotizada. Y en este caso hay que trabajar en terapia sexual para ayudar a que recuperen los hábitos de seducción (o los re creen si nunca los tuvieron), favoreciendo situaciones y escenarios para que aparezca el deseo sexual y las relaciones sexuales placenteras.
Cada persona (varón o mujer) construye su “ser sexual” de una manera particular según como su cuerpo, mente y alma hayan recibido e interpretado la multiplicidad de estímulos biológicos y sociales a lo largo de toda su vida, desde la etapa prenatal.
Antes de abordar un problema sexual, es importante conocer el estado actual de todos esos factores (biológicos, psicológicos y sociales), que pudieran vincularse con la génesis o el mantenimiento del problema.
Cuando una mujer nos consulta porque tiene dificultades con su deseo, con su orgasmo o tiene dolor con sus relaciones, es necesario hacer un cuidadoso y amplio interrogatorio, además de un examen físico y ginecológico. También a veces algunos exámenes complementarios para conocer la causa de su problema y ayudarla a encontrar una solución. Cuando un varón nos consulta porque tiene un problema con su deseo, o con su erección, o porque no puede controlar su eyaculación, necesitamos hacer lo mismo en busca de su causa y resolución adecuada.
El modelo bio-psico-social-relacional de la terapia sexual breve pone en escena a los 4 pilares más importantes que deben ser explorados cuando una persona nos presenta un problema sexual.
Es importante conocer todo lo relacionado con su estado biológico que se pueda relacionar con el problema (edad, nivel hormonal, infecciones, medicamentos, etc) y para ello tendremos que preguntar y hacer estudios complementarios que consideremos necesarios de acuerdo a la edad y sexo de la persona. Los factores psicológicos y culturales que puedan vincularse con la afección deberían ser tenidos en cuenta, al igual que el estado de relación que tiene la persona con su pareja, cuando el problema se presenta en el contexto de una relación.
Hay muchas formas de realizar terapia sexual. La terapia sexual breve es la más práctica y rápida a la hora de poner solución al problema sexual.

¿Cómo se llega a ella?
En primera instancia, es absolutamente necesario “reconocer” que hay un problema, en segundo lugar, “compartirlo” con la pareja, y tomar la decisión de “buscar ayuda profesional”.
El profesional sexólogo/a se encargara de encuadrar la problemática dentro del marco que le corresponda para buscar la solución más adecuada y efectiva.
La terapia sexual breve tiene objetivos limitados consensuados con la persona (varón o mujer) o la pareja, un espacio para la educación y para realizar tareas, y un tiempo limitado: 4 a 6 consultas de frecuencia quincenal.
Existen prejuicios para abordar este tipo de terapias. Desde el individuo, la sociedad? Lo pregunto porque todavía hay quien lo puede asociar a lo oscuro o lo oculto.

Si Ana, todavía hay muchos prejuicios en sexualidad. Sobre todo a la hora de buscar soluciones.

Cuánto se ha avanzado desde Masters y Jonhson a la actualidad?
Muchísimo.
Ellos fueron los pioneros en 1966 al describir las 4 fases de la respuesta sexual del varón y la mujer: excitación, meseta, orgasmo y resolución. Después Helen Kaplan en 1997 agrego la fase del deseo. Levín en el 2002 nos dice que hay dos tipos de deseo sexual: espontáneo e inducido. Y esto es maravilloso porque nos da a los terapeutas y también a los pacientes la posibilidad de activar algo que creían estaba perdido. Se puede volver a desear, si se instrumentan las condiciones que cada uno necesita para hacerlo. Y de eso se trata la terapia sexual.

¿Se trabaja en forma simultánea con algún tipo de terapia psicológica en especial?

Quienes somos profesionales con título de especialista en sexología clínica otorgado por FLASSES, estamos capacitados para trabajar idóneamente en el área. Algunos casos especiales requieren derivación a otras especialidades.

Quiénes consultan mayormente, varones o mujeres o parejas?

Mujeres. Aunque desde que implemente la consulta online a través de mi sitio web, los varones se animan a hacer mas consultas. Además esta posibilidad de poder hacer la consulta desde tu casa a través del SKYPE O FACE BOOK brinda una nueva modalidad de atención, más relajada y reservada para la persona o pareja.

Las consultas on line son frecuentes?
Si, cada vez más frecuentes, incluso consultas desde otros países.

Cuál es la mecánica?
Se comunican vía telefónica o correo electrónico, se pacta un horario de atención. Se paga la consulta por transferencia o tarjeta de crédito y se realiza la atención. Dura aproximada 45 minutos y la frecuencia es semanal o quincenal, según el caso.

Si una persona no está satisfecho con su vida sexual. Esto se traslada a su vida de relación en general?
Casi siempre de una manera negativa.

Qué es el deseo sexual hipoactivo?
Es la falta de ganas de tener actividad sexual con su pareja por mas de 6 meses, y la condición que lo define es cuando es causante de distress en la persona o la relación.

¿Cuál es la mayor problemática actual?
Desde los varones las consultas más frecuentes están dadas por: Disfunsiones erectivas, Eyaculación rápida ( precoz), Deseo Sexual Hipoactivo (Disfunsión del deseo), Fobias sexuales, Eyaculación retardada o ausente, Crisis de identidad sexual, Complejo del pene pequeño, Parafilias, Disforia de género
En las mujeres las consultas más frecuentes son por: Anorgasmias, Deseo Sexual Hipoactivo (Disfunsión del deseo), Fobias sexuales, Disfunsión sexual general (la mal llamada “Frigidez”), Dispareunia (coito doloroso), Vaginismo, Crisis de identidad sexual, Disforia de género.
Una consulta que puede asociar la problemática de ambos miembros de la pareja es el llamado mal matrimonio no consumado: son quienes (estando o no casados) no han podido consumar un coito con penetración durante un lapso de unos 6 a 8 meses, a pesar de intentarlo al menos una vez al mes.

Dra. Olga Marega.
MP92193
Médica especialista consultora en Obstetricia-Ginecología.
Especialista en Sexología clínica. Máster en Sexualidad Humana.

www.sexualidadyeducación.com
olga@sexualidadyeducación.com

Tel Fax: particular:(0249) 4448669.
Consultorio: Maipú 370. (0249) 448444
Consulta online: consultar: olga@sexualidadyeducacion.com
Turnos Consulta sexológica: 02494.465068
Tandil. Argentina
Cel: 02494.465068_Inter.+54.9.2494.465068

2017-11-30T16:04:15+00:00