Home | Capacitaciones

“Vacunación en Enfermedades Respiratorias. Dra. Florencia Bruggesser_ Junio 2018

VACUNACIÓN EN ENFERMEDADES RESPIRATORIAS.

Dra Florencia Bruggesser. Junio 2016

La vacunación es un derecho, pero también implica una responsabilidad para estar protegido y evitar la transmisión de enfermedades respiratorias. El propósito de la vacunación es reducir las complicaciones, hospitalizaciones, muertes y secuelas ocasionadas por el virus Influenza (gripe), neumonía y enfermedad neumocócica invasiva en la población de riesgo.

El neumococo y el virus de la gripe son las dos infecciones respiratorias con mayor imparto en nuestra sociedad y son las dos prevenibles a través de vacunas.

El neumococo es capaz de producir diferentes formas de enfermedad respiratoria, no solo neumonía, sino también otitis, sinusitis y bronquitis; como así también formas graves como afectación de las meninges, sistema nervioso central, sangre y pleura.

Se estima en nuestro país que hay 200.000 neumonías por año en adultos y es más frecuente en mayores de 65 años. De estas neumonías el 60% requiere internación para el manejo de la enfermedad y hasta un 20-25 % la interacción será en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En cuanto a la mortalidad por neumonía varía entre menos del 10% hasta 30% en quienes se internan en UCI.

En cuanto a la gripe, esta causa epidemias que se reiteran anualmente. Afecta entre un 10-30% de la población en nuestro país anualmente y es causa de hospitalización y muerte, sobre todo en los grupos que tienen alto riesgo de sufrir las complicaciones (niños pequeños, embarazadas, ancianos y enfermos crónicos). Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, las epidemias causan cada año 3 a 5 millones de casos de enfermedad grave y unas 250.000 a 500.000 muertes. El 80-90% de las muertes asociadas a gripe se dan en adultos mayores, principalmente mayores de 65 años. Entre las complicaciones más frecuentes se encuentran: neumonitis, neumonía bacteriana y descompensación de enfermedades crónicas cardiovasculares, respiratorias y/o metabólicas (diabetes). Como el virus de la gripe muta todos los años, lo cual hace necesario la revacunación anualmente, idealmente en los meses de otoño.

Dentro de los grupos que tienen mayor riesgo de sufrir neumonía y sus complicaciones, y por lo tanto los que tienen indicación de vacuna antigripal y neumocócica, son los extremos de la vida (<2 años y > de 65 años) y adultos con factores de riesgo como: Enfermedades respiratorias (EPOC, asma, etc), Enfermedades cardíacas (enfermedad coronaria, cardiopatías congénitas, etc.), Inmunodeficiencias (VIH, oncohematológicos y trasplantados), obesos, diabéticos, insuficiencia renal crónica, alcoholismo, enfermedad hepática crónica, tabaquismo y  embarazadas.

Hay que resaltar que las vacunas, tanto de la gripe como las del neumococo, son seguras, tienen muchos años de experiencia en su utilización, ambas son inactivadas y el efecto adverso más frecuente es el dolor local (sitio de aplicación) y la fiebre de no más de 48 hs. Y ambas vacunas son eficaces para prevenir las complicaciones e internaciones por estas patologías.

En embarazadas a partir de la semana 20 de gestación, se aplica otra vacuna más, la triple bacteriana acelular, que incluye difteria, tétanos y pertussis, con el objeto de disminuir la mortalidad en bebes menores de seis meses por tos convulsa (conocida también como tos ferina o coqueluche). Los anticuerpos maternos transferidos transplacentariamente podrían proporcionar protección contra la tos ferina en los primeros meses de vida y disminuir el riesgo de sufrir complicaciones y morir.

Florencia Bruggesser. Medica infectóloga.  MN: 114088 –  MP:81831

Consultorios de la Nueva Clínica Chacabuco

Maipú 370, Teléfono: 0249 444-8444

Tandil, Argentina

2018-06-26T15:29:05+00:00